En estos momentos me encuentro en mis vacaciones de la universidad y a solamente unos cuantos meses de graduarme le estoy dando reset a mi mente y alma. Hay muchas cosas que están cambiando, tanto en mi persona como en mis alrededores y parte de ello son debido a mis metas. La dirección que le estoy dando a mi vida ya no son solo planes a futuro de la niña que tomo sus primeras clases en la universidad y que tuvo sus crisis existenciales dos o tres veces cuestionándose con un ¿qué demonios hago aquí? 

Hoy en Talking, Typing la columna del blog en donde parloteo de lo que se me venga en gana o lo que abarque la mayor parte de mi mente en determinado momento va más o menos así…

#PensamientosDeUnaUniversitaria

Durante el tiempo que tengo como estudiante me he dado cuenta que el ámbito creativo es un área muy tensa y llena de cosas buenas y malas. Luchar por estar en el "spotlight", querer ser alguien con su talento y visión en ocasiones te brinda uno que otro enemigo. Siempre hay alguien mejor que tú en todo en la vida pero los creativos tenemos que ir más allá, que todo lo que hagamos sea auténtico aunque esa autenticidad en ocasiones sea disfrazada.

Nunca hay tiempo para decidirte que quieres hacer con tu vida. Tienes la idea de lo que quieres pero hasta que no lo estés realizando no vas a estar ni cerca de saber si te gusta o no. "Hasta no ver hacer no creer". Yo me di mis buenos golpes con la realidad cuando todo el plan de vida o mis gustos al entrar a la carrera y comenzar a trabajar en ello se desmoronaron al descubrir que no era lo que yo quería para mi y estaba muy lejos de lo que me gustaría hacer con mi futuro. Me costaron varios meses y aun trabajo en ello, para poder ubicarme en la área creativa que es tan amplia. Encontrar tu nicho o eso que te emocione con solo pensarlo no es tan fácil. 

Los "todologos" no existen aunque varios profesores insistan en que tomes el trabajo aunque ni tengas la remota idea como hacerlo. No saben cuantas veces durante mi estancia en la uní escuché el "Ahí te las ingenias". Eso es una forma tan mediocre de vivir, si definitivamente ni te gusta ni tienes las aptitudes necesarias para hacerlo ¿por qué aceptas? Si tienes una habilidad y esa habilidad la explotas al 100% con pasión y esfuerzo créeme que te va a ir mejor. Si me encanta pero no soy una experta en el tema me pongo a estudiarlo y poco a poco voy creando un lente crítico pero jamas doy por bien sentado mis conocimientos. 

Durante los cuatros años mis gustos y pensamientos fueron cambiando pero mi esencia seguía siendo la misma poco a poco iba descubriendo que mis pasatiempos o las cosas que más me agradaban se ligaban perfectamente con mi carrera y creo que "eso" es el elixir de la vida labora. Darte cuenta que lo que amas lo vas a estar haciendo gran parte de tus años y que no habrá día que no lo disfrutes. 

De aquí en adelante a lo que me cuentan los adultos mayores las cosas supuestamente se pondrán más complicadas nadie nos ha enseñado las instrucciones del arte de crecer y probablemente fracase en varios intentos pero déjame decirte que en cada caída estoy más cerca que la ves anterior. 

Y si al igual que yo te encuentras en cualquier carrera creativa nunca de los nuncas dejes de experimentar, de vivir y de ir más allá de lo habitual. El consejo más grande que me han dado y que es completamente cierto es que si llega la inspiración que te encuentre trabajando y que el talento no lo es todo si no tienes la actitud necesaria y disciplina.