LIFE HAPPENS...



Haruki Murakami es uno de mis escritores favoritos, si bien aun no he tenido la oportunidad de leer todas sus novelas puedo decir que no es sólo su estilo de narrativa que lo posiciona entre mis protegidos...es su filosofía de vida y su habilidad para crear un mundo en base a metáforas. No lo sé, hay algo en él que se encarga de despertar nuestros más profundos pensamientos. Hoy me siento como uno de sus extraños personajes, en un mundo paralelo con idas y venidas. 
¿Por qué se siente tan extraño terminar la universidad?


Es sólo mi forma de ver las cosas o, una vez que terminas la universidad es como si tu vida apenas empezara. La semana pasada terminé "oficialmente" con mis últimos finales de la universidad y ahora solamente me encuentro ante la eterna espera de ver mis resultados pero se podría decir que...he terminado mi carrera. Extraño ¿no? 

Cerrar con una etapa tan "importante" me trajo una disyuntiva enorme "¿nos vamos o nos quedamos?" no de forma literal si no que me hizo cuestionarme mi forma de hacer las cosas, de pensar y de lo que quiero. Bastará con recordar mis primeros cuatrimestres en donde la motivación por estar en esa universidad era casi o en su totalidad nula que provocó que fuera de esas estudiantes "fantasmas" que asistían por asistir y cuando tenían la oportunidad se escapaban de las clases y de las tareas tediosas. Pero...¿qué no era lo que yo quería? Definitivamente terminar con la universidad es sentir una mezcla de emociones, miedo, excitación, confusión, felicidad etc. Nuevamente somos un par de adolescentes jugando a ser adultos; la perspectiva que teníamos de la vida se ve abruptamente interrumpida. Por qué mi vida no puede resolverse tan sencillo como la vida de las princesas de disney ¿es mucho pedir? A quién engañamos...el camino se disfruta más con todos esos tropiezos.

Terminar la universidad significa estar aun más cerca de lo que quieres hacer con tu vida o en algunas ocasiones saber que es lo que definitivamente no quieres hacer con ella. Un compañero dentro de esas platicas intensas que se dan de vez en cuando dentro del salón de clases se dio cuenta que definitivamente se ve ejerciendo otra cosa completamente distinta a lo que tiene que ver con la carrera. ¡Se vale! Estar en la universidad es descubrir a dónde vas y hasta dónde quieres llegar pero al terminarla...es como si las respuestas de aquellas preguntas perdieran validez o nos engendraran dudas.  ¿Me explico?

Le tengo un terror enorme al futuro, el no saber exactamente si tengo las habilidades necesarias para cumplir con mis objetivos pero, como bien dicen por ahí..."Si tus sueños no te asustan, no son lo suficientemente grandes". Creo que tengo el potencial y las ganas de querer expresar mis ideas, pensamientos. El ámbito creativo y el mundo de la palabra es en dónde me veo siendo feliz. No hay otro lugar en donde sea yo por completo, en donde libere mi esencia en su totalidad; aquel goce que provoca dejar que cruce las barreras de mi propio pensamiento.

Dejaré de soñar con la vida de Andy en The Devils Wears Prada y crearé mi propia historia. A lado de Mister A obviamente!

Sé lo que quiero pero quién quiero ser es una pregunta que solamente el tiempo y mis acciones van a ir forjando; espero que mis lecciones y aprendizajes dejen en mi persona la fortaleza necesaria para nunca dejar aun lado mis metas por los comentarios negativos u opiniones de contrarios. Es un proceso difícil para una persona que pierde la motivación en un abrir y cerrar de ojos pero no imposible.