MOOD BOARD: FEBRUARY


"As designers, we often think we have all the answers. It is our job to know what looks good and we take that responsibility seriously! But even if you are talented on your work is topnotch it's easy to misread client expectations. Words fail miserably when trying to translate design concepts. 
What one person calls "edgy" another might see as "chaotic" 

Febrero ya comenzó y eso significa que le damos la bienvenida a otro mes en donde podemos cumplir cada una de nuestras metas y proyectos que nos pongamos en mente. Este año es muy importante para mi pues es el inicio de una etapa muy distinta en mi vida, como persona pero también de manera profesional. De alguna manera sé que será un año lleno de desafíos y que probablemente me deje en el camino uno que otro raspón pero eso no significa que me voy a detener. 

En mi búsqueda de incrementar y motivar la dosis de inspiración en mi vida me he propuesto hacer Mood Boards mensuales en donde mes con mes mezclaré las diferentes tendencias, tema, colores o cualquier otro pensamiento que me ayude a seguir avanzando en mi crecimiento o proyectos. 

Con el motivo de compartir un poco más con ustedes les dejo unos consejos para los que quieren entrar al mundo de los mood boards y el por qué son muy importantes en nuestra carrera profesional si perteneces en el ámbito creativo. 

 5 TIPS PARA CREAR MOOD BOARDS 

La importancia que tienen los Mood Boards es que es una de las mejores maneras de transmitir una idea, incrementar las posibilidades de ganar la atención del público en una presentación y no perder el camino de lo que quieres hacer respecto a tu colección, diseño, propuesta etc. Muchas veces tenemos una muy buena idea pero carecemos de las palabras o de la dirección correcta para poder explicarla. En ese letargo se pierde tiempo muy valioso en un proceso creativo e inclusive puede causar un desvío del objetivo principal. ¿Cómo podemos evitar todo eso? 

1. Toma muchas fotografías
La  verdadera inspiración se encuentra en la realidad y no frente en un programa de diseño. Siempre carga con tu cámara fotográfica o con tu celular y no dudes en jugar con diferentes ángulos cuando un escenario te ha llamado la atención. Parecerá que solamente estás llenando tu memoria de fotografías para tu Instagram pero no es así, lo que en verdad estas haciendo es poner tu completa atención en los detalles y aumentar tu ojo clínico que es muy importante para nosotros los creativos. 

2. Menos es Más
Al estar creando un Mood Board suponemos que veinte mil fotografías del mismo objeto nos va ayudar cuando eso no es cierto. Si necesitas solamente diez insights para presentar tu proyecto o menos que así sea. Ponte en papel de curador de arte, seleccionar correctamente la cantidad de piezas que ayudarán en el proceso creativo y eliminar las que solamente roban espacio y desvían la atención sin dejar realmente un aprendizaje o transmitir tu mensaje de la manera correcta.

3. Diversidad en presentación
Si durante la presentación de tu Mood Board hay una canción, dibujo a lápiz que ayudará a los demás a captar tu idea ¡úsalo! No te limites a crear diapositivas en Power Point cuando tenemos un sin fin de herramientas que pueden fortalecer nuestra propuesta. Es muy importante tomar en cuenta que cada cabeza es un mundo, trata siempre de compartir el concepto de la manera en que sea comprensible para todos. Recuerda que no es necesario que seas un experto en los programas de diseño puedes recurrir a recortes de revista, collage, videos etc. 

4. Participa en el Pitch
No puedes esperar que en el momento en que coloques el Mood Board frente a tu público van a entender por completo la estrategia de mercadotecnia, publicidad, diseño etc. que tienes preparada. Es muy importante que comiences a explicar y a compartir los detalles de la creación de tu Mood Board y el por qué la idea funcionaría. Una buena propuesta no siempre es la elegida, es aquella que se sabe vender. 

5. Dirígete al lado emocional de las personas. 
Cuando queremos hacer la presentación de nuestra propuesta es vital que enfoquemos nuestra energía en crear un Mood Board que despierte o mueva las emociones de los espectadores. De esta manera van a estar en sintonía con nuestro punto de vista y puede servirnos como retroalimentación para la creación del proyecto. 

Como creativos a veces se nos dificulta mucho compartir nuestras propuestas y lograr que lleguen de forma correcta al diseñador, cliente, director pero la ventaja de crear un Mood Board es que es una manera muy eficaz de transmitir un mensaje y no perder el sentido o dirección de nuestro proyecto. Definitivamente es una herramienta que si te desenvuelves en el área creativa te recomiendo al cien por ciento. Verás que se te facilitará ganar el pitch y el brainstorm será mucho más divertido.

Con amor y para siempre
Bibiana