CATACLISMO NIVEL BALMAINXH&M


Hace un par de días les platicaba sobre lo que me gustaría obtener de la colección de BalmainxH&M hoy, tengo que admitir que me puedo ganar el premio a la entrada más irónica. Me disponía preparar los favoritos del mes de octubre pero no pude evitar venir a comentarles un poco sobre lo que sucedió el día de ayer.

Creo que pueden imaginarse que como miles de seguidores de esta colaboración ninguna pieza pudo terminar en mi armario. ¡Ni siquiera uno de sus brazaletes estilo femme fatale! Los centro comerciales estaban abarrotados de personas que parecían estar dispuestos a vender su alma por un trozo de tela. (Amantes de la moda ¡no tomen personal esto último!) Filas desde la madrugada y uñas afiladas en caso de necesitarlas. Sentí una combinación de nauseas y asombro cuando vi fotos con bolsas de ropa dos o tres tallas más grandes porque es "lo que alcanzaron". No olvidemos también, los videos en las redes sociales, tengo que decir que están perfecto para que los manden a NatGeo con un título similar a "De Humanos a Bestias" algún otro que logre describir la transformación de las personas cuando se les presenta la fantasia de ver "lujo" en descuento. 

Todos sabemos que fast-fashion o moda económica es un arma de doble filo. Lo bueno es que podemos comprarnos sin remordimiento esa blusa que sigue las tendencias del momento. Lo malo, es que hay pruebas en donde la mágica ilusión que crea estas compañías fomentan la explotación, el uso o plagio de diseños y productos de mala calidad. (Aclaro, no estoy hablando del caso de Balmain porque no tuve la oportunidad de ver sus productos pero sí respecto a la industria) Mientras cientos de personas se quejan por haber estado 9 horas esperando fuera de la tienda y no haber alcanzado ni una sola prenda, hay una persona trabajando el doble de horas para que puedas obtenerla y le pagan lo mínimo por ella. ¿Realmente vale la pena querer comprar ropa económica a costo de mano de obra barata?

Eres libre de gastar tu dinero en lo que se te plazca, eso siempre lo he pensado pero llegar a los gritos y golpes me parece absurdo. Lucir las heridas y rastros de la batalla mientras estás vestida como adorno de navidad. Porque vamos, te sentiste como Katniss en los juegos del hambre y eso te deja con una solución, vestirte de pies a cabeza con tus trofeos. ¿Verdad?  Espero que no. 

Los amantes de le mercadotecnia están asombrados por la rapidez con la que se vendió todo. Yo solo vi desorganización departe de una compañía y materialismo al estado puro. Si aun te interesa comprar algo de la colección puedes intentarlo en Ebay aunque tengo que advertirte que los precios rondan al rededor de unos 2,000 dólares. ¿Pueden creerlo?

Hay varios momentos en la vida en donde descubres el instinto de supervivencia de un hombre, cuando solamente hay un tanque de oxigeno o cuando solo queda un suéter en talla S.  

¿Qué opinas tu del fast - fashion?

Con amor y para siempre
Bibiana

5 comentarios:

  1. Personalmente nunca me han gustado de las colaboraciones de H&M porque crean esa hambre en la gente, es una guerra por tener algo de "marca grande" cuando al final es fast-fashion igual que todo lo que maneja H&M. Y quede sorprendida y asqueada de ver como la gente agarraba lo primero que encontrara o aventaba las cosas para poder tener lo que querían. Peor que Black Friday.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos sabemos que el estilo no se compra, se nace con el o no. Aunque hayan atiborrado su guardarropa de piezas de Balmain una que otra persona lo va a tener arrumbado en el armario y usará el mismo conjunto una y otra vez. No digo que esté mal pero cuál es la necesidad de aparentar o querer pavonearse en el mundo diciendo ¡Hey tengo algo de "lujo" !

      Saludos hermosa! <3

      Eliminar
  2. Bibi, hola de vuelta!

    Apenas pude pasarme por tu blog, pero creo que le diste al target con este artículo, porque se trata de algo de lo que un montón de gente en las redes sociales ha estado hablando, incluso yo compartí un video y me estuve partiendo de la risa durantes varios días porque lo que ocurría me parecía casi un chiste, como una escena digna de aparecer en una película cómica, "Confessions of a Shopaholic" o algo así...

    No lo voy a negar, la mayoría de las cosas que compro suelen ser de cadenas fast fashion, pero cuando tengo para invertir en un poco más también lo hago, como dices, no es ni bueno ni malo, porque es interesante como estas tiendas te permiten intentar con tendencias que tal vez la próxima temporada no vayan a estar tan "on fire".

    No sé que vaya a pasar con la siguiente colaboración de H&M, porque cada año la locura va en ascenso, aunque yo relaciono que la de Balmain haya sido el boom en parte por la familia Kardashian y las caras que pusieron en los anuncios.

    Te espero por mi blog, de nuevo te felicito por tu gran contenido :D

    Pablo
    www.fungiexpress.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Pablo!
      Me da mucho gusto encontrarme con comentarios tuyos por el blog, siempre has sido un gran apoyo <3. Estoy más que ansiosa de poder ver tus post inspirados en tu nueva aventura y días.

      Considero que es bueno invertir en piezas clave unos jeans, abrigo, relojes, fragancias etc. Cosas que quieres que perduren y no pasen de temporada.

      ¡Y tienes toda la razón! Cada año las colaboraciones tienden a superarse y aunque no siempre sus piezas son de lo mejor si que se aplican en su mercadotecnia. Escogiendo las modelos IN, tal como pasó este año en el Victoria Secret Fashion Show.

      Un abrazo enorme <3

      Eliminar
  3. Cataclismos, no soy una gran fashionista de hecho me considero muy hippie en ese aspecto pero creo que no he llegado al punto de querer algo de ropa a ese extremo.
    Y si, considero que es puro materialismo, aunque no me impide admirar a la gente que se viste bien sin tener que vender su alma por un pedacito de tela con buena mercadotecnia.

    Saludos y gracias por compartirme tu blog.

    ResponderEliminar

Espero que hayas disfrutado tu lectura en © Talk and Typo
¡Gracias por tu visita!