PAGE 2 - 365


Hoy se cumplen dos años desde aquel día en donde respiré hondo, conté hasta 5....¿o fue hasta 10? ¡Ya no recuerdo bien! Entre por la puerta principal y me quedé observando a los que serían mis futuros coworkers, aquellos que con el tiempo comenzaría a llamar "Los Bolties"; los protagonistas de mis historias y los que según mis amigos, robaban todo mi tiempo y atención. 

Dos años de lecciones aprendidas en donde mi naturaleza como "tímidamente extrovertida", se llenó de desafíos creativos pintados sutilmente con un poco de estrés. Cada frustración que llegué a sentir comenzó a trazar su camino en lo que llamamos experiencia de vida, forjó el carácter de la escencia que ahora está delante de ti y adoptó el dulce sabor de un quadratto de lavanda por las mañanas. Un hábito que hasta la fecha, no se transforma ni se adhiere a la aburrida rutina del día a día. 

¡Mi pensamiento todavía me lleva la contraria! ¡Sigue en lucha constante! Tratando de convencerme de que "allá afuera es la vida real", esa que experimentan los otros adultos y en donde trabajas sin pasión alguna. Bibi...¡Aquí adentro ha de ser otra cosa!  Sólo caben ideas, garabatos sin sentidos en los cuadernos y el aroma a lápiz 4B que yacen guardados en la mochila de los apasionados. Existen las peleas de egos, el combate frontal al defender tu punto de vista en una lluvia de ideas y el temor de dejar escapar "la gran historia". 

La verdad es que durante estos 24 meses le he dado vueltas a mi persona, la he puesto de cabeza y la he cuestionado infinidad de veces con la misma interrogante...¿realmente amas lo que haces? Sin lugar a dudas y olvidando la respuesta, el factor que nunca cambia es el deseo por "crear", el querer juntar los hilos y ver el panorama desde otro punto de vista. Aunque he dejado de escribir por falta de tiempo y fatiga, mi estancia en la agencia ha influido enormemente en la manera en la que ordeno mis pensamientos y cómo logro entrar en contacto con mi "lado creativo". La madurez va definiendo mis enunciados y el estilo va marcando cada texto. 

Me siento afortunada al saber que voy construyendo mi propio camino y que la decisión que tome al presentarme ese 2 de mayo de 2016 me ha llevado hasta aquí. Conociendo personitas que han marcado mi existencia y que dejaron su huella justo ahí en mi corazón. Ahora entiendo la frase que me dijeron en mi primera semana: "Ya verás...¡una vez boltie siempre boltie!".
Con amor y para siempre
Bibiana

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero que hayas disfrutado tu lectura en © Talk and Typo
¡Gracias por tu visita!